CARIDAD

MINICARIDAD

Según las Reglas por las que se rige, la Hermandad Dominicana fomenta y practica la caridad tanto a nivel individual como a nivel colectivo. Lo hace a través de diferentes obras de carácter caritativo y asistencial hacia los hermanos necesitados y a todo el prójimo que lo precise en general.

En sus años de existencia, desde 1944, la Hermandad Dominicana se ha implicado directamente y con sus propios medios en diversos proyectos con el fin de luchar contra la pobreza, la marginación y el subdesarrollo.

Por otro lado, establece la conocida como Bolsa de Caridad. Esta iniciativa tiene como fin el prestar asistencia material y económica a las personas acreedoras de ello. Así pues, lo que pretende con ello esta corporación, es que todos los hermanos tengan la oportunidad y el derecho de ejercitarse en el amor cristiano junto a sus semejantes en el seno de la hermandad.

Anuncios